Motivación laboral: qué es, importancia y técnicas

VICTOR HUGO MANZANILLA

Emprendedor en serie. Cofundador de EGM™. Jefe de la Junta Directiva y ex-CEO de MicroSalt Inc. Ex Procter & Gamble. Certificado en el programa CORE de Negocios en la Universidad de Harvard. Autor del bestseller "Despierta tu Héroe Interior.

Evidentemente, la motivación laboral sigue siendo un tema recurrente en el mundo corporativo. Sin embargo, hay empresas en donde todavía no se comprende como debe ser y, por ende, existen fallos en su aplicación.

Lo cierto es que la motivación laboral va mucho más allá de brindar incentivos a los colaboradores. Más bien, comprende una serie de técnicas, conceptos y prácticas que, en conjunto, ayudan a su correcta aplicación en las empresas.

También te puede interesar: 4 destructores de la motivación de tu equipo

Para usar la motivación correctamente en las organizaciones se debe entender su concepto y técnicas.

¿Qué es la motivación laboral?

La motivación laboral es una metodología empresarial cuya finalidad es mantener a los colaboradores implicados y motivados dentro de la organización. De esta forma, se maximiza el rendimiento de la empresa y se logran los objetivos planteados.

Cabe destacar que la motivación laboral es clave para aumentar la productividad y rentabilidad de las empresas. Sin embargo, también es fundamental para resguardar el bienestar profesional y emocional de los colaboradores y así lograr que estos se sientan realizados en sus puestos de trabajo.

Todos estos elementos en conjunto contribuyen al éxito de la empresa. Es decir, mientras más motivados, realizados, contentos y comprometidos están los colaboradores, mayor será la productividad y rentabilidad de la organización.

De ahí a que el famoso dicho “empleado feliz es igual a empleado productivo” sea verdad.

La motivación laboral es la mejor forma en que los colaboradores se identifican con los valores de la empresa. Así, logran sentirse importantes y dar el máximo de esfuerzo en función de los objetivos del negocio.

¿Cuál es la importancia de la motivación laboral?

La motivación laboral incide directamente en el rendimiento de los colaboradores. En efecto, cuando un colaborador siente que la empresa donde trabaja se preocupa por su bienestar, automáticamente incrementa su compromiso y participación dentro de la misma.

En consecuencia, se optimiza el logro de objetivos, pero también, aumenta el bienestar emocional y profesional del colaborador.

Otro punto que demuestra la importancia de la motivación es que juega un papel activo dentro del clima laboral. Es decir, gracias a ella, se mejora el ambiente de trabajo y esto genera la confianza y seguridad necesarias, para que el colaborador se sienta prácticamente en familia y no en un lugar en donde solo cumple con su trabajo.

Por último, la motivación laboral es fundamental para que se fomente el desarrollo de carrera dentro de la empresa. En otras palabras, que los colaboradores puedan crecer profesionalmente y con esto, aumentar el sentimiento de pertenencia con la compañía.

De esta forma, disminuye el porcentaje de rotación laboral y se fortalecen los equipos de trabajo dentro de los departamentos.

En conclusión, la motivación laboral es una de las formas más eficaces que tienen las organizaciones para aumentar su productividad.

Hay que recordar que los colaboradores son el activo más importante de una empresa y por esto, lograr la motivación en todo el equipo debe ser una de las tareas más importantes dentro de cualquier organización.

importancia de la motivación laboral

Principales técnicas de motivación laboral

Ajuste y adecuación al puesto de trabajo

Esta técnica trata sobre adecuar a los colaboradores a sus puestos de trabajo. Es decir, asegurarse de que cada colaborador ocupe un puesto para el que fue contratado de acuerdo a sus habilidades y capacidades.

Básicamente, que los retos, requerimientos y funciones del cargo, estén consonantes con las competencias, necesidades y habilidades del colaborador. De hecho, no hay nada más frustrante que desempeñar labores para las que una persona no está preparada o no fue contratada.

Otro punto importante sobre la adecuación al puesto de trabajo es procurar que las funciones no sean repetitivas. Obviamente, cada función debe estar bien delimitada, pero hay que evitar que los colaboradores se aburran de las mismas tareas.

Para eliminar esto, se puede incentivar a que participe en otras tareas, ampliar su espectro de funciones o simplemente variar los procesos en los que se llevan a cabo las tareas.

Optimización de las condiciones laborales

En primer lugar, el horario de trabajo no tiene que ser estricto. En su lugar, se debe apostar por horarios flexibles e incluso, si es posible, se puede permitir la modalidad mixta de trabajo remoto y presencial.

En segundo lugar, ofrecer salarios emocionales. Es simplemente brindar ganancias que no tengan que ver con lo monetario. Estas pueden ser, posibilidad de cursos profesionales, guardería, estacionamiento gratis, una tarde libre a la semana, etc.

La intención siempre será mejorar la calidad de vida de los colaboradores para que se mantengan más productivos.

Incentivo económico equilibrado

Parece lógico, pero muchas empresas olvidan brindar un buen incentivo económico a sus colaboradores. El objetivo es, primero, ofrecer un buen paquete salarial inicial y estable para captar al colaborador, y segundo, hacer ajustes cada cierto tiempo tomando en cuenta su desempeño.

Plan de desarrollo profesional

Se trata de una de las técnicas de motivación laboral más apreciada por los colaboradores. Incluso, en algunos casos, la opción de escalar, crecer y desarrollarse dentro de la empresa es más valorado, que un buen salario.

La intención es ofrecer la posibilidad de formarse dentro de la empresa y recibir ascensos cuando sea necesario. Esto les permite tener un plan de carrera a los colaboradores y, en consecuencia, aumenta su compromiso en brindar un mejor desempeño laboral.

Teambuilding (motivación de equipo)

Esta parte se refiere a fomentar actividades en equipo que ayuden a optimizar el compañerismo y trabajo en equipo. Es decir, llevar a cabo iniciativas de teambuilding como convivencias, retiros, paseos, o cualquier actividad fuera de la oficina para identificar cómo se comporta el equipo de colaboradores en otras situaciones.

Además, con este tipo de actividades se fortalecen los lazos entre compañeros y finalmente, mejora el clima laboral, la ejecución de tareas y por supuesto, la productividad.

No cabe la menor duda que la motivación laboral juega un papel fundamental dentro de las organizaciones. Solo resta tomar en cuenta los aspectos antes mencionados para mantener a los colaboradores incentivados, y con esto, contribuir al aumento de la productividad dentro de la empresa.

Artículos Relacionados
Regístrate gratis al boletín semanal Liderazgo y Negocios
Únete a más de 140,000 personas que reciben cada semana estrategias
efectivas de liderazgo y negocios. No spam. Sólo ideas de alta calidad que cambiarán tu vida. Esa es mi promesa.
Regístrate gratis al boletín semanal Liderazgo y Negocios
Únete a más de 140,000 personas que reciben cada semana estrategias efectivas de liderazgo y negocios. Nada de spam. Sólo ideas de alta calidad que cambiarán tu vida. Esa es mi promesa.
Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Volver arriba