Miedo a lo desconocido: qué es y cómo superarlo

VICTOR HUGO MANZANILLA

Emprendedor en serie. Cofundador de EGM™. Jefe de la Junta Directiva y ex-CEO de MicroSalt Inc. Ex Procter & Gamble. Certificado en el programa CORE de Negocios en la Universidad de Harvard. Autor del bestseller "Despierta tu Héroe Interior.

Debemos aceptar que, en la vida, hay muchas situaciones que generan incertidumbre y miedo a lo desconocido.

Por ejemplo, el primer día de trabajo en una nueva empresa, el día en que decidiste lanzar tu propio negocio o la sensación de comenzar desde cero en otro país, entre otras.

En efecto, es imposible no tener miedo durante nuestra vida.

Recuerda que, en líneas generales, todo lo que sea novedoso es capaz de despertar cualquier cantidad de sentimientos, entre los que destacan el miedo a lo desconocido y la inseguridad.

El problema radica cuando ese miedo es recurrente, incontrolable y abrumador.

Cuando te paraliza y no te deja moverte a vivir cualquier experiencia de la vida, o cuando te lleva a ver la vida desde una perspectiva negativa y poco optimista.

¿Qué hacer en esos casos en donde el miedo nos invade enormemente? ¿Cómo controlar el miedo y evitar que nos paralice? Sigue leyendo, en este artículo te brindaré algunas recomendaciones para manejar el miedo a lo desconocido y superarlo, para que no se convierta en un obstáculo en tu vida.

¿Qué es el miedo a lo desconocido?

Para aprender a gestionar, enfrentar y superar el miedo a lo desconocido, es menester comenzar por definir su concepto, y así, conocer de raíz algunas de sus posibles causas.

Entonces, el miedo a lo desconocido, es una sensación de respuesta que se manifiesta en nosotros cuando enfrentamos situaciones novedosas durante el transcurso de la vida.

En ese sentido, el miedo a lo desconocido puede presentarse en cualquier ámbito. Desde el laboral, profesional, hasta el personal y emocional.

En líneas generales, es un temor que nace como respuesta o estímulo ante una posible amenaza.

Dicha amenaza la consideramos como tal, por no tener conocimiento o información sobre esa situación en específico que nos causa ese temor.

Como resultado surge el miedo a lo desconocido como un mecanismo de defensa, que nos impide ver la situación desde otra perspectiva, y nos obstaculiza el tomar contacto y control con esa situación.

Las causas del miedo a lo desconocido pueden ser muchas, pero en general, las situaciones nuevas disparan esta sobre carga de incertidumbre, porque desconocemos cómo van a suceder, cuáles serán sus resultados y cómo nos podrían afectar.

Adicionalmente, el miedo a lo desconocido se debe a que no sabemos cómo vamos a reaccionar ante esa situación nueva en particular. Tememos a las reacciones impulsivas, espontáneas y a aquellas que no podemos controlar.

Cabe destacar que cuando sentimos miedo a lo desconocido, tenemos la tendencia a buscar modos de actuar basados en experiencias del pasado, para tener una certeza de cómo enfrentarnos a estas situaciones desconocidas.

Por ese motivo, si una persona ha tenido experiencias negativas cuando enfrenta situaciones nuevas, probablemente tendrá mucho más miedo a lo desconocido, para evitar repetir este tipo de escenarios desagradables.

En consecuencia, le costará mucho más enfrentar dicho miedo y gestionarlo para que no lo paralice y se convierta en un obstáculo aún mayor.

Por ello, la recomendación, es enfrentar cada miedo ante una situación nueva de forma distinta, sin tomar en cuenta las experiencias pasadas.

Debemos recordar que todas las situaciones son diferentes y se enfrentan de distintas maneras. Además, lo que funcionó para una, no necesariamente tiene que funcionar para otras.

Cuando haces esta separación y te concentras en enfrentar cada situación nueva por separado, puedes gestionar el miedo a lo desconocido de forma más efectiva.

¿Cómo superar el miedo a lo desconocido?

Como te mencioné, el miedo a lo desconocido debe enfrentarse de forma distinta y adaptada a cada situación.

No obstante, existen algunas recomendaciones que te podrían ayudar positivamente:

  • Haz una lista de las emociones y pensamientos que siempre te generan temor

Si bien, durante la vida surgen situaciones diferentes que generan miedo, hay algunas que se pueden anticipar.

Por ejemplo, puede que una persona le genere temor montarse en los aviones, que los nuevos empleos le generen incertidumbre, o que una primera cita con alguien, le produzca extremo temor y ansiedad.

Entonces, este tipo de miedos que siempre existen, pueden agregarse a una lista y al lado, cada una de las emociones y sentimientos que generan.

De esta forma, se pueden plasmar, reconocer y cuestionar.

Cuando logras cuestionar cada una de las emociones y pensamientos que te generan esos miedos, puedes dar un significado que te ayude a identificar una solución más efectiva, y otras formas de enfrentar y gestionar cada uno de ellos.

Finalmente, cuando te toque enfrentar otro tipo de situaciones que también te generen temor, ya tendrás herramientas a la mano para poder superarlas.

  • Enfrenta todas las situaciones

Lógicamente, el ser humano tiene la tendencia a evitar cualquier situación que le cause un malestar como el miedo.

Pero esta no es una solución efectiva, porque posiblemente, la vida se encargue de volver a colocarte esa situación frente a ti, y que cedas a un ciclo negativo de evitar el miedo siempre.

Puede que parezca difícil, pero lo recomendable es enfrentar las situaciones, independientemente del miedo que te causen.

Cuando pasas a la acción de enfrentar y reconocer las situaciones, los pensamientos y emociones asociadas al miedo van desapareciendo poco a poco, y vas aclarando tu mente para encontrar estrategias efectivas.

  • Visualiza los escenarios más negativos

Una pauta muy efectiva que ayuda a superar y manejar el miedo a lo desconocido es pensar en lo peor que puede suceder.

Por ejemplo, pregúntate: ¿qué es lo peor que puede pasar? Cuando identificas los escenarios más desfavorables, consideras las consecuencias de los mismos y automáticamente, vas pensando en las soluciones para cada uno de ellos.

Y cuando piensas en las soluciones y te das cuenta de que hasta lo peor se puede resolver, el miedo a lo desconocido va desapareciendo poco a poco.

  • Acepta y abraza la incertidumbre

Debes aceptar que la vida se hizo para vivirla, con todo y sus situaciones complejas, y que, por ese motivo, no podemos saber todo siempre. El miedo a lo desconocido es, en otras palabras, miedo a la incertidumbre.

Cuando pasa esto, es conveniente aceptar que la incertidumbre es parte de la vida y que, en lugar de temer y evitarla, debes transitarla, aceptarla y abrazarla. En todo caso, no sabemos lo que puede traer, quizás traerá aspectos muy positivos, y si trae aspectos negativos, recuerda que todo tiene solución.

En conclusión, el miedo a lo desconocido es una emoción natural de nosotros mismos y una respuesta que podría ser un mecanismo de defensa.

Lo que debes evitar, es que te paralice y te impida alcanzar lo que te propones, por ello, te recomiendo sigas las pautas que te expliqué en este artículo, para que aprendas desde hoy, a superar el miedo y abrazar las sorpresas que nos da la vida.

Artículos Relacionados
Regístrate gratis al boletín semanal Liderazgo y Negocios
Únete a más de 140,000 personas que reciben cada semana estrategias
efectivas de liderazgo y negocios. No spam. Sólo ideas de alta calidad que cambiarán tu vida. Esa es mi promesa.
Regístrate gratis al boletín semanal Liderazgo y Negocios
Únete a más de 140,000 personas que reciben cada semana estrategias efectivas de liderazgo y negocios. Nada de spam. Sólo ideas de alta calidad que cambiarán tu vida. Esa es mi promesa.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

    Volver arriba