Rentabilidad de una empresa: ¿qué es y cómo aumentarla?

VICTOR HUGO MANZANILLA

Emprendedor en serie. Cofundador de EGM™. Jefe de la Junta Directiva y ex-CEO de MicroSalt Inc. Ex Procter & Gamble. Certificado en el programa CORE de Negocios en la Universidad de Harvard. Autor del bestseller "Despierta tu Héroe Interior.

Independientemente de su tamaño o naturaleza, se considera a un negocio rentable, a aquella empresa que logra generar beneficios mayores a los gastos que realiza y, además, tiene la capacidad de mantener esta situación en el tiempo.

En ese sentido, la rentabilidad de una empresa, es uno de los objetivos principales de cualquier organización, debido a que brinda múltiples beneficios. Mantener las buenas prácticas, establecer el buen camino de la empresa y la administración eficaz del capital e inversiones, son algunos de ellos.

Si deseas transformar positivamente las operaciones de tu empresa, debes aumentar su rentabilidad.

En este artículo te brindaré algunos útiles consejos para lograrlo.

¿Qué es la rentabilidad de una empresa?

La rentabilidad de una empresa es la capacidad que tiene dicha organización de obtener más ganancias, en relación a las inversiones y gastos de capital que realiza.

En otras palabras, se trata de un mejor aprovechamiento de sus recursos para generar ganancias y utilidades, y disminuir las posibilidades de pérdidas.

En la rentabilidad de una empresa intervienen diversos factores. En conjunto, ayudan a evaluar la efectividad de la administración de la organización, al tiempo que optimizan sus procesos en función de lograr el éxito empresarial.

Para calcular la rentabilidad de una empresa, también deben tomarse en cuenta distintos factores: diferentes índices, ratios y otros elementos, permitirán medir su eficiencia.

De hecho, no se trata solo de medir sus activos y la cantidad de ganancias obtenidas.

Al contrario, medir la rentabilidad de una empresa, es básicamente, monitorear eficazmente el retorno de inversión.

¿Cómo incrementar la rentabilidad de una empresa?

Evidentemente, no existe una fórmula mágica para aumentar la rentabilidad de una empresa. No obstante, las siguientes recomendaciones te ayudarán en este proceso:

  • Administrar eficientemente tus gastos

Es conveniente realizar un análisis profundo de todos los gastos de la empresa, para identificar elementos en los que se pueden reducir los costos y, de esta forma, se pueda lograr una administración de gastos más eficiente.

Por supuesto, cuando se aplica esta reducción, no se debe arriesgar la calidad de tu producto o servicio, ni tampoco, el buen funcionamiento de los procesos de toda la empresa.

Lo importante es enfocarse, solamente, en aquellos gastos innecesarios o en los que permitan una reducción de costos.

  • Modernizar la organización

Una buena forma de aumentar la rentabilidad de una empresa, es apostar por la modernización, transformación digital y la innovación.

Por supuesto, esto implica una inversión de capital, sin embargo, el retorno de ganancia es mayor e incidirá en el incremento de la rentabilidad.

Dentro de las ventajas que brinda la modernización incluyen, una mejor agilización de datos, ahorro en costos de personal, optimización de la atención al cliente, fortalecimiento de los procesos de la empresa, entre otros.

Por último, algunos ejemplos de modernización son: presencia en internet, software de gestión de tareas, automatización de las comunicaciones internas, etc.

  • Capacitación de los colaboradores

Tener colaboradores eficientes es sinónimo de rentabilidad de una empresa. Con la formación necesaria, los colaboradores podrán efectuar sus tareas con excelencia, pero también, pueden abarcar otras funciones complejas e intervenir en el fortalecimiento de los procesos de la organización.

Otra ventaja que ofrece la capacitación constante, es que aumenta el compromiso de los colaboradores con la empresa y como resultado, aumenta la productividad y la rentabilidad de toda la organización.

  • Optimizar las líneas de producción y el inventario

Las líneas de producción representan gastos considerables, sin embargo, se pueden optimizar en función de mantener la rentabilidad de una empresa, en niveles óptimos.

Algunos ejemplos de optimizar la producción incluyen:

  • Analizar constantemente los precios de la materia prima, y verificar si con el transcurso del tiempo, incrementan su costo.
  • Identificar los productos que tardan más en venderse y ajustar los pedidos futuros, para evitar que exista un exceso de stock.
  • Optimizar las estrategias de ventas cruzadas, para aprovechar los productos que permanecen mucho tiempo en el almacén sin venderse.
  • Evitar los gastos excesivos en el inventario.
  • Utilizar un software especializado para gestionar el inventario y facilitar el control de almacenamientos, tiempos y espacios.

Asimismo, se recomienda optimizar el uso del almacén. Es decir, ubicar los productos en espacios adecuados, para evitar accidentes y el deterioro de los mismos, y de esta forma, que no se conviertan en un gasto adicional que afecte la rentabilidad de una empresa.

  • Elevar la calidad de los productos

Puedes elevar la calidad de los productos y con esto, venderlos a un precio más elevado para aumentar la rentabilidad.

Lo importante, es analizar el artículo o producto que genera más ingresos y optimizar su calidad y aumentar su precio. Luego, se recomienda crear estrategias para mejorar su reputación, fortalecer su valor y aumentar su alcance.

Como resultado, contribuyes a mejorar la rentabilidad de la empresa, fortaleces la fidelización de los clientes actuales y atraes a nuevos prospectos.

  • Expandir las opciones de productos y servicios ofrecidos

Siguiendo el mismo objetivo del punto anterior, otra opción que permite aumentar la rentabilidad de una empresa, es expandir la variedad de productos y servicios ofrecidos a los clientes.

A los clientes les gusta la variedad, y si logras complementar sus compras, puedes cubrir sus necesidades de forma integral.

Por ejemplo, se puede ofrecer un producto y por un precio menor el complemento de este, o dos productos por el precio de uno, etc.

La intención es brindar una propuesta de valor que permita fortalecer e incrementar la rentabilidad y las ganancias.

  • Enfocarse en la fidelización de clientes

Enfocarse en fidelizar clientes te permite aumentar las ventas y, por ende, la rentabilidad. El motivo es que los clientes van a adquirir tus productos o servicios, independientemente del precio.

Claro está, para lograr esto, debes asegurarte de en primer lugar, optimizar la calidad del producto o servicio, tal como mencioné en el punto 5.

En segundo lugar, y si está dentro de las posibilidades, expandir la variedad de productos o servicios, como se explicó en el punto 6. El objetivo es cubrir las necesidades del cliente de forma integral y fomentar las ventas a aquellos clientes más fieles.

Es importante reflexionar estos puntos para entender que la rentabilidad de una empresa, va más allá de vender más e invertir menos. Al contrario, implica una serie de acciones y estrategias que permitan fortalecer las ganancias económicas de la organización y garantizar su rentabilidad comercial de forma sostenida.

Artículos Relacionados
Regístrate gratis al boletín semanal Liderazgo y Negocios
Únete a más de 140,000 personas que reciben cada semana estrategias
efectivas de liderazgo y negocios. No spam. Sólo ideas de alta calidad que cambiarán tu vida. Esa es mi promesa.
Regístrate gratis al boletín semanal Liderazgo y Negocios
Únete a más de 140,000 personas que reciben cada semana estrategias efectivas de liderazgo y negocios. Nada de spam. Sólo ideas de alta calidad que cambiarán tu vida. Esa es mi promesa.

Comentarios

Aún no hay comentarios. ¿Por qué no comienzas el debate?

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


    El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.

    Volver arriba