¿Qué es la cadena de suministro? Todo lo que debes saber

VICTOR HUGO MANZANILLA

Emprendedor en serie. Cofundador de EGM™. Jefe de la Junta Directiva y ex-CEO de MicroSalt Inc. Ex Procter & Gamble. Certificado en el programa CORE de Negocios en la Universidad de Harvard. Autor del bestseller "Despierta tu Héroe Interior.

La cadena de suministro es uno de los términos más conocidos y manejados en el mundo corporativo y de los negocios,  también llamada “cadena de abastecimiento”.  Incluye todas las compañías, vías de distribución y proveedores que intervienen en el proceso de entrega del producto o servicio al consumidor.

Se trata de un proceso vital dentro de la logística de grandes, medianas y pequeñas compañías. La manera en que se gestiona influye directamente en los procesos operativos de las organizaciones.

¿Qué es la cadena de suministro y por qué es tan importante?

Dentro de los conceptos que definen qué es la cadena de suministro se puede decir que es un proceso que comprende todas las actividades relacionadas con la gestión de los bienes dentro de una empresa. Incluyen, entre otras cosas, el suministro de la materia prima, la selección, producción, el manejo de las órdenes de compra, inventarios, transporte, almacenamiento y, por último, entrega y servicio al cliente.

También engloba todos las herramientas de información y gestión que sean necesarias para vigilar el paso a paso de cada una de las actividades antes mencionadas.

La importancia de la cadena de suministros radica en que es un proceso que incide directamente en la satisfacción a los clientes, es decir, dependiendo de su gestión, el resultado final serán clientes satisfechos o clientes descontentos.

Es básicamente el puente entre nuestros productos y servicios y los clientes. Por esa razón debe ser llevada a cabo eficazmente para que la empresa pueda mantener a su clientela fiel, sus ventas rentables y sus objetivos logrados.

La cadena de suministros necesita tener ciertas características para que se complete con éxito:

  • Debe ser ejecutada justo a tiempo.
  • Debe responder rápidamente a los procesos.
  • Debe brindar respuestas eficientes a los clientes.
  • Debe gestionar inventarios eficazmente.

Además, debe ser dinámica y evitar en lo posible, cualquier proceso burocrático innecesario que solo entorpezcan sus etapas. Su constante manejo de información y la demanda de productos obligan a que sea ejecutada mediante una planificación previa que incluye un control minucioso y detallista.

En dicha planificación deben estar presentes una estimación de la demanda y del abastecimiento para prever cualquier imprevisto y también, debe tener un grado de flexibilización que permita una adaptación rápida a los cambios, en caso de que así se requiera.

La cadena de suministros no termina cuando se entrega el producto o servicio final al cliente, por el contrario, continúa, ya que debe hacerse un monitoreo y recopilación de la información posterior para ir trabajando en las oportunidades de mejora en aras de optimizar recursos y tiempo.

¿Cómo gestionar la logística y cadena de suministro?

  1. Adquirir materia prima en las mejores condiciones posibles para evitar realizar modificaciones y adaptaciones de último momento.
  2. Disminuir y optimizar los gastos de transporte agrupando las cargas, reduciendo las etapas y evitando retrasos en los recorridos.
  3. Establecer una frecuencia fija de sustitución de mercancía para evitar excesos o escasez frecuente en el inventario.
  4. Optimizar el espacio y volumen de los recintos en donde se almacenará la mercancía. La idea es que no sobren espacios ni falten. Además, se deben mantener con las condiciones de iluminación, temperatura y comodidad necesarios para que no afecten el producto.
  5. Planificar las revisiones y el control de mercancía. Solo se deben hacer las estrictamente necesarias y de las maneras más sencillas y productivas posibles.
  6. Asegurar la entrega de la mercancía a los establecimientos, mayoristas o negocios definidos para ello.
  7. Monitorear la satisfacción del cliente una vez tenga en sus manos el producto final, en función de trabajar en las oportunidades de mejora y reforzar lo que haga falta.

¿Cómo generar valor a nuestros productos o servicios mediante la cadena de suministros?

  • Facilitando el proceso al cliente mejorando constantemente los servicios de entrega o tiempos de espera.
  • Personalizar los problemas de los clientes, es decir, hacerlos nuestros.
  • Brindar múltiples opciones para satisfacer los deseos y demandas de los clientes.
  • Incluir al cliente dentro del proceso de generar el producto o servicio.
  • Escuchar y tomar en cuenta las sugerencias, inquietudes y mejoras de los clientes.

La cadena de suministros es uno de los aspectos más importantes a la hora de convertir a la empresa, en una organización realmente exitosa, longeva y competitiva. Por esa razón, debes tomar en cuenta los aspectos antes mencionados para ejecutar eficazmente sus etapas y agregar, las que consideres sean necesarias en función de ofrecer calidad en tus productos o servicios.

Artículos Relacionados
Regístrate gratis al boletín semanal Liderazgo y Negocios
Únete a más de 140,000 personas que reciben cada semana estrategias
efectivas de liderazgo y negocios. No spam. Sólo ideas de alta calidad que cambiarán tu vida. Esa es mi promesa.
Regístrate gratis al boletín semanal Liderazgo y Negocios
Únete a más de 140,000 personas que reciben cada semana estrategias efectivas de liderazgo y negocios. Nada de spam. Sólo ideas de alta calidad que cambiarán tu vida. Esa es mi promesa.
1 comentario
  1. Avatar Ytang

    Muy buena Información, bien argumentada y explicada de manera sencilla para facilitar la comprensión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba